Cuidados

Para que tu diseño tenga una larga vida

Cristal Swarovski y cristal checo

Al estar éstos realizados con cristal, hay que evitar que caigan al suelo o golpearlos de manera brusca.

 

No es necesario lavarlos, basta una toallita de limpieza de gafas para que vuelvan a estar perfectos. Si no hay más remedio que lavarlos, en el caso de diseños tejidos con hilo de nylon, es mejor hacerlo con agua y jabón de glicerina y, sobre todo, con mucho cuidado. Hay que tener presente que, después, ha de secarse muy bien, con papel de cocina, por ejemplo. Los diseños realizados con cristal de Swarovski o checo, tejidos con hilo Miyuki, C-Lon, etc. no se deben mojar completamente ya que es un hilo especial que si se moja y no se seca correctamente, puede acabar pudriéndose, con el consiguiente rompimiento de la pieza. Lo mejor es que les pasemos una toallita humeda con cuidado y después los sequemos bien. 

Delicas y rocallas

Los diseños realizados con este material, hay que abstenerse de mojarlos ya que, igual que pasa en el anterior caso, este tipo de diseños van tejidos con un hilo especial que si se moja y no se seca correctamente, puede acabar pudriéndose, con el consiguiente rompimiento de la pieza.  Además, al ser éstos tejidos con piezas de cristal teñido, corremos el riesgo de que puedan desteñir con el paso del tiempo.

Ambos

En ambos casos, hay que procurar que cualquier crema, maquillaje i/o perfume, seque perfectamente sobre la piel, antes de colocar la pieza. Sobre todo en lo que se refiere a colgantes. De esta forma evitaremos que el cordón de piel, ante, terciopelo, etc. pueda mancharse.  

 

Con estos sencillos cuidados, esa pieza de bisutería que tanto te gusta, puede seguir haciéndote feliz durante años.

Garantía

Si lo cuidas como a una joya, te durará como una joya

Todos los diseños de esta web están realizados con esmero para que los acabados sean lo más profesionales posible. Aún así, si se produjese una rotura inesperada debido a un defecto de realización, me comprometo a rehacer el diseño sin coste alguno (exceptuando la falta de alguna pieza, que se deberá abonar), siempre y cuando no haya pasado un mes desde la compra.

 

El envío del diseño para su reparación ha de hacerse de la siguiente forma: Colocar la pieza en un sobre con burbujas y enviarlo certificado (los gastos de envío para la reparación correrán por vuestra cuenta y, una vez reparada, por la mía). No se aceptaran los diseños que no hayan sido enviados tal y como se especifica. De esta manera evitaremos que el daño de la pieza, a la llegada para su reparación, pueda ser mayor que a la salida de vuestro domicilio.

 

Tened presente que, aunque todas estas piezas son bisuteria de calidad, si no se cuidan debidamente, se pueden estropear con facilidad. 

Para cualquier duda o aclaración, envíame un mail y con mucho gusto la resolveré.